Afrontando mi Pérdida

Taller para madres (y padres) que han sufrido una pérdida gestacional o perinatal.

Independientemente de cómo se produjo nuestra pérdida y del momento en el que sucedió, todas las mujeres que hemos pasado por esta traumática experiencia atravesamos fases parecidas del duelo y tenemos que lidiar con sentimientos y emociones tan complejas como la culpa, la soledad, la incomprensión de nuestro entorno, baja autoestima, etc.
En este taller, de forma clara, respetuosa, libre de juicios y prejuicios, abordaremos de forma práctica y vivencial las siguientes cuestiones:
¿Cómo podemos afrontar nuestras pérdidas para poder asumirlas?
¿Cómo vivir un duelo no reconocido por la mayor parte de nuestra sociedad?
¿Cómo abordar nuestro dolor?
Hablar de nuestra pérdida.
Afrontar sentimientos como la culpa, la ira, la incomprensión, la sensación de fracaso.
Reconexión con nuestro cuerpo.
Nuevo Embarazo.
Proceso de transformación y recuperación, aprendizajes.
Fin de duelo.
Dirigido por Elena Mayorga, Licenciada en Filosofía y letras, Experta  en Crianza y en Las diferentes Fases de la vida emocional de la Mujer (embarazo, parto, puerperio, maternidad, duelo, etc.).
Creadora y editora del blog de apoyo al duelo perinatal y gestacional, Niños del Agua http://ninosdelagua.blogspot.com.es/
Codirectora y coeditora Revista Mente Libre http://www.mentelibre.es/
Si estás interesad@ en el Taller, puedes ponerte en contacto conmigo a través de mi correo electrónico: emayortol@gmail.com 


8 comentarios:

  1. Tengo tres hijos. 12,10 y mi pequeño de casi 3.Despues de tener mi último bebe me esterilice, o al menos eso dijo el doctor. Hace unos meses descubrí que mi marido me engañaba, y entre tanta trato de reconciliación quede embarazada, mientras lloraba mí pena del engaño un día me dolió el vientre a no dar más, pare a urgencias y había sufrido un aborto. Ya han pasado cuatro meses y aun la lloro. Lo peor que sola, Dios sabe porque permitió eso, y espero su consuelo. Mucho ánimo para las q están en duelo. Dios las ama

    ResponderEliminar
  2. Hola , tengo un niño de 10 años , siempre me dijo que quería un hermanito , no me cuidaba desde hace 6 años y no salía embarazada, hasta que 3 meses antes , decidí por dejar de intentar tener otro bebe, mi sorpresa fue que estaba embarazada de 6 semanas , todo mi mundo cambió , me sentí con miedos dudas y un sin fin de emociones , hasta que lo asumí con alegría y solo quería que estuviera sanito o sanita , me cuidé mucho en la alimentación , un día simplemente empecé a sangrar , pensando que estaba en las 12 semanas , fui al hospital y me dijero que a las 8 semanas su corazoncito había dejado de latir , la noticia ,me sorprendió aparte de la frialdad de la doctora , trate de calmarme y tomarlo con calma , pero no pude , suelo tratar de no llorar , ser fuerte , diciendome a mi misma que Dios sabe lo que hace y aceptarlo , pero desde ese día no puedo evitar llorar , no deseo hacerlo pero es algo que me ahoga y no puedo controlarlo, lo hago cuando estoy sola , evito hablar del tema , me cuesta mucho ,abrazo a mi hijo y solo le digo que Dios lo hizo por el bien de todos , y no hemos hablado más del tema , aveses mi hijo mira mi panza y me hace carita de pena, yo solo le sonrio y lo abrazo y trato de hablar de otra cosa , igual con mi esposo , es dificil para mi hablar del tema, esto me pasó, recien la semana pasada y siento que el tiempo pasa muy lento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga, siento muchísimo que hayas perdido a tu bebé, es una vivencia durísima y triste y necesitas llorar su marcha. No te reprimas, llora todo lo que necesites, tu cuerpo y tu alma necesitan expresar el dolor que sientes. También, habla de ello, incluso con tu hijo de diez años que también necesita manifestar su dolor, todo lo que siente por la marcha de su hermanito.
      Querida amiga, sé que es muy muy desgarrador por todo lo que estáis pasando, me uno a vuestro dolor, desde aquí, os envío todo mi apoyo, todo mi amor <3

      Elena

      Eliminar
  3. Hola, Elena,
    Estoy pasando de un blog a otro, en este vacío que una siente tras la pérdida, no encuentro consuelo y mañana tengo cita con mi comadrona para darle la noticia y que me guíe para saber qué hacer, a quien acudir, estoy destrozada...En agosto 2015 perdí a mi bebé a las 9 semanas y hace 5 días mi bebita de 11+1 se fue...Mi consuelo también es mi niña de 5 añitos que me ilumina la vida, pero esta segunda experiencia me tiene hundida, me despierto cada mañana pensando que no ha ocurrido...Gracias por este blog, por estar ahí...Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga,

      Lo siento muchísimo. Te envío un abrazo muy muy fuerte, todo mi cariño, todo mi apoyo y consuelo,

      Elena

      Eliminar
  4. Si es un dolor grandisimo...aunque trato de seguir con mi vida normal nadie sabe por lo que sigo pasando a mas de un a?o ya desde que mis bebes se me fueron a causa de esta malformacion en su corazoncito. Muchas gracias por esta informacion que nos brinda. Aunque al principio dude en empezar a leer pues aun me duele y revivir esos momentos mas... Pero lo hice por que no podia mas con el sentimiento enorme de sentirme culpable por que yo sentia que pude haber hecho mas por mis gemes y no lo hice...ahora me doy cuenta que no fue culpa mia su partida y aunque seguira doliendo ahora se que hice lo mejor por ellos y me dejaron un recuerdo hermoso de haberlos tenido en mi barriga por siete meses y medio

    ResponderEliminar
  5. Estimada,
    Me topé con este blog y fue conmovedor encontrarme con experiencias parecidas a la que estoy viviendo en el ahora.
    Yo soy psicologa clinica infantil, y a pesar de todos mis conocimientos sobre vinculo, no fue, hasta ahora, que logre entender el impacto de este tras una perdida perinatal.
    Estuve dos semanas esperando un aborto espontaneo posterior a la noticia de que mi bebé no tenía latidos.
    Un calvario saber que algo tan pequeño, habia ganado mi corazón por completo y tenia que estar en la espera de su partida.
    Mi cuerpo no reconocio su muerte, y tuvieron que intervenirme hace dos días.
    He sufrido perdidas muy importantes en mi vida, sin embargo, aún me es difícil explicar cuanto dolor siento posterior al legrado.
    La vinculacion que genere con el bebé el.tiempo que su corazon latio, me.hizo hacerlo real en mi vida, siento un vacio inmenso.
    Crei que era irracional sentir todo esto por alguien a quien nunca pude cargar en mis brazos, pero leyendo las experiencias publicadas, me doy cuenta que el vinculo existente con mi bebé lo hizo parte de mi vida, provocando deseos y modificacion en mis esquemas de la realidad donde el ya era parte.
    Ha sido difícil, solo han pasado dos dias desde su partida concreta.
    Espero el corazón pronto acepte esta pérdida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. En breve te responderé.